DIFERENCIA ENTRE SERVIDOR o SERVIL

Eventos & Decoraciones Mundo Ideal

En el mundo de los eventos es importante conocer el significado de ambos tèrminos, ello contribuye a resaltar como empresa ante sus clientes.

 

Según el diccionario de la RAE (Real Academia Española), la definición de SERVIDOR (entre 6 definiciones que sugiere), dice: “Nombre que por cortesía y obsequio se da a si misma una persona  respecto de otra” y la definición de SERVIL dice: “Perteneciente o Relativo a los siervos y criados.. Bajo, humilde y de poca estimación.. Rastrero, que obra con servilismo..” Entre otras definiciones.

 

Trasladando ambos conceptos al ámbito de la prestación de servicios en los eventos y festejos, las empresas que estamos en la industria debemos tener bien claro ambas definiciones y ubicarnos conceptualmente en el término que queremos que nos identifiquen. Dicho esto, definitivamente el término en el que nos debemos ubicar las empresas de servicio tiene que ser SERVIDOR.

 

 

ENTENDIENDO NUESTRO TRABAJO COMO SERVIDOR.

 

Un servidor entiende a su cliente, lo escucha, procesa y ejecuta las acciones pertinentes que conllevan a la satisfacción de los servicios contratados por parte del cliente. Un servidor genera beneficios a quienes lo reciben. Dicho de otra forma, debemos enfocarnos en generar bienestar en aquellos a quienes prestamos servicios.

 

Una prestación de servicio es una actividad que una empresa o un particular ofrece, en lugar de un producto físico. Estas actividades se tratan de la misma manera que un producto, a cambio de una remuneración justa como reconocimiento por honorarios. Hay tres tipos principales de actividades empresariales: Primaria, Secundaria y Terciaria. Las prestaciones de servicios entran en las actividades terciarias. Estas son las actividades de servicios dirigidas a otras empresas o al público en general que implica el uso o la manipulación de los productos fabricados u ofrecidos en las actividades de negocio primarias y secundarias.

 

Las prestaciones de servicios pueden incluirse en una serie de sectores empresariales como la salud, la banca, la agricultura, legal, y la hospitalidad. Algunos ejemplos incluyen el paisajismo, la consultoría de negocios, la mediación social y el alojamiento de páginas web. Todas y cada una de estas actividades tienen implícita una actividad de prestación de servicios por las que el cliente cancela una justa indemnización por honorarios profesionales